17 de noviembre de 2013

Mundodisco: Ankh-Morpork

En esta ocasión un juego ligero y rápido que encantará a los aficionados de las novelas de Sir Terry Pratchett.


Este juego nos transporta a la famosa ciudad de Ankh-Morpork, en ella tomaremos el papel de uno de los personajes más importantes de la ciudad e intentaremos inclinar la balanza a nuestro favor para hacernos con el poder de esta. Al principio de la partida cogeremos al azar uno de estos personajes y lo mantendremos en secreto, cada uno tiene unas condiciones de victoria que los demás jugadores deberán adivinar y evitar que consigas.

El sistema de juego es simple, cada jugador tiene 5 cartas en la mano, cada una representado a un personaje o lugar de las novelas, cada una con uno o más iconos en su parte superior que le permite realizar ciertas acciones, tras jugar una carta (o varias pues las hay que te permiten seguir jugando más después) rellena su mano hasta 5 de nuevo y pasa el turno al siguiente jugador.
Seguro que os suena alguno de estos
Las cartas pueden tener varios efectos:
  • Desplegar un secuaz en un distrito y si ya había otro secuaz colocar un marcador de problemas.
  • Construir un edificio en un distrito en el que tengamos secuaces y no haya problemas por el valor que nos indique el distrito en el que queramos construir.
  • Realizar la acción que nos indique el texto de la carta.
  • Asesinar a un secuaz en un sitio donde haya problemas y quitar el marcador de problemas de ese mismo distrito.
  • Ganar la cantidad de dinero que te indique la carta.
  • Quitar un marcador de problemas (el trabajo de los guardias de la ciudad).
  • Jugar otra carta tras esta.
  • Jugar una carta de eventos aleatorios (la especialidad de los magos).
  • Interrupción, normalmente permite librarte de algún efecto malintencionado de las cartas de los otros jugadores aunque no sea tu turno.
Así empieza el tablero de Ankh-Morpork. Unos cuantos secuaces causando problemas.
El tablero representa la ciudad de Ankh-Morpork dividida por distritos, y en el iremos desplegando nuestros secuaces y construyendo nuestros edificios para reclamar el poder de cada uno de los distritos.

¡Y así puede acabar! 
En resumen, un juego con unas reglas muy sencillas pero en el que tendrás que estar pendiente de los movimientos de los otros jugadores para evitar que cumplan sus objetivos. Mientras los magos provocaran catástrofes a lo largo de la ciudad arrasando partes de ella o invocando criaturas de otros planos por error.
Aquí os dejo las reglas en castellano, colgadas por Devir.
Related Posts with Thumbnails