9 de octubre de 2016

Los Inseparables (Les Poilus)

De vez en cuando un nombre se cruza en tu camino, lo encuentras de casualidad, lo sigues oyendo a lo largo de las semanas y cuando finalmente consigues probarlo caes rendido ante tal joyita. Este es el caso de Los Inseparables.

En este filler cooperativo tomaremos el papel de un grupo de soldados reclutados para la gran guerra, todos amigos antes de que esta empezase, que han prometido volver a su pueblo natal.

Ficha técnica

  • Nº de jugadores: 2-5
  • Edad: 10+
  • Tiempo aproximado por partida: 30 min.
Componentes
  • 6 cartas de Poilu (del francés "peludos", como se conocía a la infantería francesa durante la 1ª Guerra Mundial)
  • 59 cartas de Adversidad
  • 16 fichas de Apoyo
  • 5 fichas de Discurso
  • 1 ficha de Jefe de Misión
  • 1 ayuda de juego
  • 1 carta de Paz
  • 1 carta de Monumento
El juego

Se trata de un juego sencillo en lo que a reglas se refiere (ganar ya es más complicado) y de partidas cortas. Un cooperativo en el que no podremos informar a los demás de nuestra mano, la única información que tendremos es lo que ya se haya jugado en la mesa.

Contenido del juego
Las cartas del juego se dividen entre el mazo de adversidad (25 cartas más la de la paloma de la paz al final) y el de moral (el resto de cartas con la de monumento al final), el líder del grupo decidirá la dificultad de la misión (cuantas cartas recibirá el grupo) y entonces el resto de miembros del grupo deberán intentar deshacerse de tantas cartas de su mano como pueda, sin saber que cartas tienen sus amigos e intentando no fallar la misión.

El juego se gana consiguiendo llegar a la paloma de la paz (acabar el mazo de adversidades) mientras ningún jugador tiene cartas en la mano (la guerra ha acabado) o se pierde si aparece la carta de monumento o si cualquier jugador acumula 4 cartas de impacto.

Nuestros 6 Polius en acción
Un pequeño resumen de como va el turno sería:

El líder elige dificultad de la misión, el primer turno la dificultad mínima será 3 (1 las demás rondas), y reparte ese número de cartas a cada jugador.
Empezando por el líder, cada jugador irá jugando una acción de entre las siguientes:
  • Jugar una carta, ya sea una de adversidad en la mesa o un impacto al lado de la carta de su poliu. Nunca deben llegar a haber 3 símbolos iguales en la mesa, o la misión sera fallida y las cartas que se hubiesen jugado se devolverían al mazo de adversidad, empezando una nueva misión.
  • Utilizar su amuleto de la suerte, el poliu da la vuelta a su carta (por el lado que no tiene el amuleto) y retira de la mesa una carta de adversidad que contenga el elemento ante el que tiene suerte.
  • Dar un discurso, el poliu se descarta de una ficha de discurso que tenga y elige un elemento, los demás jugadores podrán descartarse de una carta de la mano que tenga ese elemento.
  • Retirarse, el jugador no jugará más esta misión, elige en secreto uno de sus contadores de apoyo y pasa su turno.
Una vez acaba la misión (ya sea por que falla la misión o porque todos se han retirado) los jugadores dan la vuelta a sus contadores de apoyo y le dan la ficha al jugador que indique, el que consiga más fichas de apoyo podrá beneficiarse de descartarse impactos en juego o recuperar su amuleto de la suerte. Si hay empates nadie se beneficiará.

Cartas de Paz y Monumento, y adversidades (los impactos son los del relámpago rojo)
Para acabar el líder pasa su puesto al jugador a su izquierda y coge una ficha de discurso que podrá utilizar a partir de la siguiente misión.

También se pasan tantas cartas del mazo de moral al de adversidad como la suma de cartas que les hayan quedado en la mano a todos los jugadores. Esto representa la perdido de moral, metiendo prisa a los jugadores por acabar la guerra antes de que la moral lo haga con ellos.

Conclusión

Un rápido pero tenso juego, en el que la sensación de que los demás no están del todo de tu parte no se apartará del todo de tu cabeza, ya que tendréis todos que estar muy pendientes de que juegan los demás para saber qué necesitan, y esto no ocurre siempre.

Habiendo jugado tanto a 2 como a 4 jugadores puedo decir que escala bastante bien, aunque a dos hay que añadir un jugador dummie y parece más fácil coordinarse que con más jugadores.

En definitiva, me ha encantado, y puede jugarse en cualquier lugar, por lo que con unas buenas fundas se va hasta al bar.

Si buscáis más reseñas de los juegos que he jugado en la Ludoteca encontraréis más, y recordad que si queréis comprar el juego Los Inseparables al mejor precio, en  Meeple Street podéis.

¡Saludos y a seguir jugando!
Related Posts with Thumbnails