3 de febrero de 2017

Campaña En Tierra de Nadie, 5ª partida

"Vaya, al parecer los señores de la guerra del caos estaban muy contentos con la última misión que su equipo había llevado a cabo... en su ausencia, habría que realizar un golpe maestro para mejorar a los ojos de sus superiores.

Si Baltatrius había tomado un punto clave ¡pues él haría lo mismo! -¡Goros! En marcha, debemos buscar más edificios importantes para reclamar.- El marine de plaga no alcanzaba a entender cómo tal personaje había llegado al mando. Miró a Baltatrius y este le hizo un ademán con la mano como para que le siguiese el juego al cultista.

Ya estaban prácticamente al lado de la alta torre que habían visto en el horizonte, de repente, un proyectil silbó a su lado e instantáneamente se tiró al suelo. Escuchó el sonido de tiroteos y maquinaria moverse desde el otro lado del edificio que era su objetivo. -¡Emboscada!- fue lo único que llegó a decir, seguido de la gorgoteante carcajada de Baltatrius a lo lejos."
...

¿Que tal? Seguimos con la campaña En Tierra de Nadie y me ha tocado la misión Tomar la posición elevada, la misma que la anterior vez (aunque contra otro enemigo al menos). En esta ocasión me vi las caras con el jugador Skitarii, no tenía muy buenos recuerdos de nuestra primera partida (desde luego no iba bien equipado para enfrentarme al blindaje 11 de su andador) pero esta vez iba a la batalla conociendo qué me iba a encontrar y con un rifle de plasma que en manos del experto Spuris, con HP 5 (Siempre acierta, a menos que el rifle le estalle en las manos).

En lo que no caí es en que los Skitarii habían recibido el refuerzo de otro Sydonian Dragoon. Bueno, Spuris (el portador del rifle de plasma) tendría el doble de trabajo…



Despliegue

Los egoistas marines de plaga dejan un crater como cobertura a los cultistas que actuarían de cebo, mientras ellos se proponen a avanzar directamente hacia el edificio central para machacar al enemigo.



Turno 1

 
Empezó moviendo el bando Skitarii, sus andadores adelantándose rápidamente al resto del equipo, preparados para aprovechar su invulnerabilidad a la mayoría del armamento caótico.




 Malgar se salvó de milagro de las atenciones de los francotiradores Skitarii.


Al ver a los dragoons aparecer por una esquina los cultistas salen corriendo en dirección a los marines de plaga, ¡las armas de los cultistas son inútiles contra los andadores! Por su parte, Spuris se prepara para volar por los aires uno de los dragoons con su rifle de plasma... ¡pero este explota! el sobrecalentamiento deja al marine de plaga fuera de combate (y a los marines de plaga sin su mejor arma)

Turno 2


Comienza el asalto Skitarii, si los cultistas son incapaces de herir a los dragoons, los marines de plaga sólo tienen granadas perforantes en CaC contra estos.


El resto de marines de plaga contracargan al dragoon, dispuestos a acabar con él antes de que llegue su compañero. Los cultistas siguen huyendo buscando protegerse de los andadores.

Turno 3


Goros, que había aparecido el turno anterior e intentado acabar con uno de los francotiradores, recibe amor por parte de los Skitarii.


Los dos dragoons ya están en combate, uno de ellos pierde un PA a causa de las granadas perforantes del enemigo.


Los cultistas siguen rodeando el combate cuerpo a cuerpo, para intentar estar en mejor posición cuando, con suerte, los marines de plaga acaben con ellos sus contrincantes.

Turno 4


Uno de los dragoons cae, pero también lo hacen casi todos los marines de plaga, el combate termina siendo entre un marine y un dragoon en perfecto estado.


Turno 5 en adelante


Ahora que la mayoría de la fuerza enemiga ha sido neutralizada los Skitarii avanzan sin miedo alguno.


El dragoon que queda acaba fácilmente con el marine de plaga.


Tras un breve tiroteo los cultistas que quedan empiezan a retirarse, ¡para volver otro día!

"De nuevo otra derrota, y de nuevo había acabado tan malherido que no podría combatir en la siguiente misión, quedando el mando en manos de Baltatrius.

El gigante paladín se acerco al catre donde el líder cultista se recuperaba de sus heridas. -Cada vez lo haces mejor, Malgar. Esta vez has esquivado bastantes balas antes de caer.-

-Bueno, algunos no tenemos el favor de nuestro dios, no nos podemos levantar después de que nos vuelen la cabeza- Respondió Malgar, arrepintiéndose casi mientras decía las palabras.

El marine se le quedó mirando fijamente durante unos eternos instantes, hasta que lo que parecían unas convulsiones acabó convirtiéndose en una risa -En tu favor también diré que tus heridas al menos son reales, no como las de algunos de tus hombres. Deberías buscar a los pusilánimes y encargarte de ellos.- El paladín se dio la vuelta y salió del barracón. Dejando a Malgar con la sensación de que el gigante empezaba a tenerle en cuenta."

Conclusión

Bufff, una partida tan decantada hacia uno de los bandos que qué puedo decir, creo que me pondré a buscar todas las armas con F suficiente como para acabar con ese maldito blindaje 11 que tenga en mi arsenal (ya le estoy echando el ojo a mazas de energía, otro rifle de plasma... aunque vista la suerte que corrió el que ya tengo esta partida, no se no se).

Afortunadamente nadie murió por sus heridas, unos cuantos heridos graves que se quedarán una partida en la enfermería (entre ellos Malgar, como no), así que tendré que gastarme mis laureles en reforzar la banda.

¡Saludos y seguid jugando!
Related Posts with Thumbnails