17 de febrero de 2017

Campaña En Tierra de Nadie, 7ª Partida

"Goros había localizado una estructura xenos semi oculta en unas ruinas, ese era su nuevo objetivo.

Al parecer allí se veían atraídas las criaturas tiránidas, para alimentarse y a veces entrar en una especie de hibernación que les permitia regenerarse mucho más rápido. Eso tenia la parte buena de que las criaturas cercanas estarían debilitadas, pero la mala de que habría mayor concentración de ellas.

Malgar todavía tenía heridas que corroboraban lo letales que podían ser esas bestias, aunque el reciente ascenso a los ojos de su Dios le hacía sentirse más seguro ante un nuevo enfrentamiento"

...

¡A las buenas! Vuelvo con otra sesión de la campaña En Tierra de Nadie, en esta ocasión jugamos la misión 4: Infiltrarse en el Campamento y mi oponente son los Tiránidos, que llegan algo tocados de su anterior misión (aunque yo tampoco es que llegue fresco como una rosa). Ya había jugado esta misión (mi primera misión en la campaña contra los Skitarii), pero desde el lado del defensor. Esta vez soy yo el atacante, a ver que tal se me da infiltrarme a mi.

Podré estrenar las reglas de la Guardia de la Muerte del Codex Traitor Legions, así que mis cultistas y motorista deberían aguantar un poco más (R4 y No Hay Dolor respectivamente), aparte mis marines de plaga tendrán implacable, por lo que podre disparar bolters y rifles de plasma antes de asaltar, it’s something…

No se me escapa que esta partida es la número 7 de la campaña para mi, así que algo de ayuda por parte de Nurgle seguro que aparece por algún lado ;D



Despliegue

La Guardia de la Muerte decide que la ruta más corta es por el terreno abierto, alejado de las ruinas que les ralentizarían y a su vez permitirían a los tiránidos emboscarles más fácilmente.


Ulvar, el motorista, flanqueará por el otro lado de la mesa, con su velocidad podrá vigilar las ruinas por el otro lado e intentar debilitar las emboscadas que puedan darse.


Goros se infiltró al límite de la mesa, preparado para cumplir la misión en el primer turno, o quedarse a dar cobertura a sus compañeros mientras estos intentan cumplirla. Los líctores se preparan en su mayoría a emboscar a la fuerza mayor de nurglitas, excepto uno que va a la zona de Goros y Ulvar.

Turno 1

El equipo caótico tiene el primer turno, empiezan a correr hacia delante. Sin ningún objetivo a distancia de tiro, excepto para Haxik y su vista de águila, que causa una herida a un guerrero tiránido.


Goros (el infiltrador) y Ulvar el motorista avanzan mientras disparan al lictor mas cercano. Los tiránidos se aproximan a las ruinas más cercanas para aprovechar la cobertura y emboscar a los adoradores de Nurgle.

Turno 2

Los nurglitas siguen avanzando, esta vez sin apenas objetivos, un par de disparos sin efecto hacia los guerreros tiránidos de las ruinas.


Goros sale de la mesa, consiguiendo un PV. Ulvar sigue adelante con su moto, acertando al lictor que había en sus cercanías.

Turno 3

La guardia de la muerte sigue adelante, ya sin apenas objetivos, corriendo más que disparando.


Los tiránidos siguen a los nurglientos, pero el intercambio de disparos no acaba con nadie.

Turno 4 y posteriores


Mis guerreros continúan su marcha hacia delante y acaban saliendo de la mesa.

"Se aproximaron al extraño punto de abastecimiento (por llamarlo de alguna manera) tiránido. Habían visto alguna de las inmensas criaturas en su camino hasta allí, pero se las veía demacradas, malheridas algunas de ellas, y unos cuantos disparos bien colocados las habían dispersado.

-Hemos tenido mucha suerte.- Dijo Baltatrius. -Esos asquerosos xenos estaban ya medio muertos, normal que no nos atacasen, prefieren recuperarse de sus heridas para intentar matarnos otro día.-

Prepararon los explosivos y, mientras volvían a la base, Malgar podía notar los ojos de las criaturas que les espiaban. Lo que creía era su imaginación acabó revelándose como cierto cuando los explosivos incineraron la estructura tiránida, puesto que decenas de inhumanas voces gritaron entre los edificios cercanos"

Conclusiones

Bueno, que raro, ¡una partida sin bajas! Alguna herida provoqué, pero el jugador tiránido tenía su equipo bastante hecho polvo de la anterior partida (sólo una de sus miniaturas empezó sana, las demás estaban heridas graves, por lo que empezaban con -1H) y quiso arriesgar al mínimo sus miniaturas, ¡lo cual me vino de perlas para cruzar la mesa sin apenas oposición!

A mi tampoco es que me haya venido mal esta partida, que entre unas cosas y otras en esta partida tenía 5 miniaturas en la enfermería (entre ellas un motorista, un marine de plaga básico y a mi veterano con rifle de plasma y HP5). ¡En mi próxima partida estaré en perfecto estado operativo!

¡Saludos y seguid jugando!
Related Posts with Thumbnails