14 de diciembre de 2016

Campaña En Tierra de Nadie, 3ª partida

"Malgar se había recuperado de sus heridas al fin, bueno, al menos podía moverse. Era increíble lo que los hechiceros de su Dios podían conseguir en tan poco tiempo sin ayuda de tecnología.

De nuevo se veía en el frente, avanzando hacia tierra de nadie para reclamar terreno antes que el enemigo, pero el enemigo siempre estaba allí tarde o temprano. Oyó un aullido en la lejanía que bien podía ser un demonio. – ¿Nos hemos cruzado con aliados?.- Pero cuando vio en el cielo las formas aladas recordó las historias que le habían contado alguno de sus hombres y adivinó la verdad, Tiránidos”
...

¡Hola a tod@s de nuevo! Seguimos con la campaña En Tierra de Nadie, es esta ocasión me enfrento a los tiránidos en solitario (que para la mala fama que tienen lo bien que les está yendo en la campaña). Jugaremos la misión 1: Avance Forzoso, tres objetivos en mesa que dan un PV cada uno, por lo tanto, ¡una partida “normal” de Kill Team!



Despliegue


Los adoradores de Nurgle aprovechan cada resquicio de cobertura que encuentran, poco a poco los cultistas se van curtiendo en batalla, aprendiendo la mejor forma de actuar.

Los tres objetivos.
Los Tiránidos en esta ocasión tienen 3 lictors (gracias a una victoria anterior pudieron permitirse 2 adicionales), ademas de los 4 guerreros alados que ya tenían (en esta ocasión estaré muy atento a la espada de FP3 que porta uno de ellos).

Turno 1


Los Tiránidos empiezan, avanzando hacia el enemigo para despedazarlo con sus garras y cuchillas, por su parte, cultistas y marines forman una línea de fuego tomando como objetivo al Lictor más avanzado de la fuerza enemiga.


Pero las capacidades camaleónicas de la criatura le salvan de casi todo daño, solo sufre una herida.

Turno 2


Los tiránidos siguen avanzando, el objetivo en el centro resulta ser un campo disperso (+1 a la cobertura) por lo que los lictors tienen una armadura de 2+.


Los cultistas tienen que tirarse cuerpo a tierra para no ser devorados por los proyectiles escarabajo de los tiránidos.


Los marines de plaga desechan la cobertura, avanzan hacia el grueso del equipo tiránido. Centrando toda la potencia de fuego en el mismo lictor que el turno anterior, apenas consiguen quitarle otra herida, esta criatura es extremadamente resistente, y sigilosa.

Turno 3


Un lictor se dirige a interceptar al engendro que se acerca por un flanco. Goros, que había flanqueado el turno anterior, está ocupando el objetivo del flanco derecho que resultó ser un nexo antiaereo.


Los guerreros tiránidos empiezan a rodear a los cultistas atrincherados en el edificio, que van cayendo poco a poco por el fuego enemigo.


Haxik y Spuris consiguen abatir al guerrero tiránido con espadas, ¡al fin una baja completa!

Turno 4


Morton acude a la ayuda de "Abracitos", Goros abre fuego contra el lictor ya herido, intentando arrebatarle la última.


El líder tiránido y el lictor que se habían colado en la ruina llena de cultistas acaban con todos menos uno y salen al exterior de esta.

Turno 5


Una concentración de lictors y guerreros tiránidos acaban con el engendro y los dos marines de plaga que quedaban por el flanco derecho, ya controlan todos los objetivos.


Haxik y su vista de águila acaban con el lictor que controlaba el objetivo del flanco izquierdo, Spuris lo pasa peor con el lictor.

"Malgar apenas podía mantenerse en pie, no habían conseguido controlar el avance tiránido, pero ahora sabían por donde lo estaban haciendo, el grueso de la legión tendría que ocuparse de ello ahora."

Conclusión


Haxik es el único caótico en pie, los tiránidos controlan dos objetivos además de haberse llevado primera sangre, matar al líder y diezmar al enemigo. ¡Victoriaza tiránida!

Bueno, la cosa fue mejor de lo esperado, tras haberse gastado todos sus Laureles de victoria el jugador tiránido tenía 75 ptos más que yo (sin contar bajas), ¡lo que en equipos que iniciaron en 200 ptos es mucho! Quizás me gaste yo mis dos laureles en 2 marines de plaga más, a ver si consigo más (alguna) victorias (y con los 2 puntos que me sobran hasta podría comprarle una escopeta a Malgar... nunca lo habría hecho, ¡pero es que si no se pierden los puntos!).

A pesar de no llevar ninguna victoria en la campaña (2 derrotas y un empate) esta me está gustando, en una partida normal habría perdido y ya está, pero con la campaña las figuras van mejorando, vas comprando nuevos componentes del kill team ¡preparándote para vengarte otro día! (de hecho el jugador tiránido, que es el que más victorias ha cosechado, al gastarse todos los laureles en tropas, está a 1 laurel tras esta partida).

¡Saludos y seguid jugando!
Related Posts with Thumbnails