14 de junio de 2019

Wolfen Hunter

Tras muchos años ¡traigo a un nuevo wolfen al blog! Esta miniatura empezó como lienzo de prueba para el aerógrafo que me regalaron por mi cumpleaños 🎉🎉🎉 y terminó dándome unas ganas terribles de acabarla ¡y así acabé teniendo un nuevo lobete pintado en la vitrina!


Una de las mejores cosas del aerógrafo es el poder realizar transiciones de color muy difuminadas en superficies grandes, lo cual a este cazador le hacia mucha falta.


Otra cosa que me animé a hacer al usar el aerógrafo es usar las pinturas muy diluidas, textura leche, que permite ir haciendo veladuras para iluminar la mini.


También he empezado a usar los lavados menos, sólo en los puntos en los que quiero dar la sombra al final del proceso, en lugar de un lavado general después de la capa base.


Cargué la peana de pigmentos para quitarle gris a las rocas, bastante gris es el lobo y no quería que se camuflase con el suelo.


En fin, ¡un pedazo de miniatura que empezó como muñeco de pruebas y ha acabado siendo una de las minis favoritas que he pintado últimamente!

¡Saludos y seguid pintando!

2 comentarios:

  1. Es que las minis de confrontation eran la leche. Te ha quedado espectacular, la piel es una maravilla, transiciones super suaves y muy bien iluminado. Parece mentira que se pueda ser tan preciso con el aerógrafo, aunque soy un completo ignorante porque nunca lo he usado.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Cuando una mini te inspira ¡te haces bueno y todo! XD

      Un saludo.

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails